Esos dichosos aparatitos…

El pasado 10 de enero en el Avery Fisher Hall de Nueva York tocaba la Orquesta Filarmónica de esa ciudad dirigida por el maestro Alan Gilbert. La orquesta comenzaba a interpretar el cuarto movimiento de la Novena Sinfonía de Mahler y de repente comenzó a sonar entre el público el famoso ringtone Marimba de un iPhone. Pincha en la imagen para enterarte de lo que ocurrió después….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s