Segundas oportunidades. Antonio Vega

  • Hola, quisiera una segunda oportunidad, ¿me la pueden enviar a mi domicilio?
  • Sí, la que usted precise. Si es necesario, podemos ofrecerle también terceras, cuartas y hasta quintas oportunidades. A partir de la quinta, lógicamente, avisamos al psiquiátrico o la policía, completamente gratis.
  • Me conformo con una segunda. Dígame ¿de que tipos tienen? ¿Qué llevan dentro?
  • Las tenemos de todos los sabores y con toda clase de componentes. Con mucho tomate, con queso, con pimienta, con ajo y agua, contigo, pan y cebolla… Pueden ser dulces y amargas. Secas o con todo su jugo. En definitiva, nuestra variedad es casi infinita.
  • Me han dicho que las dulces crean hábito y las amargas son duras de digerir. No sé, estoy indeciso.
  • Usted como cliente nuevo puede aprovecharse de nuestra oferta de bienvenida: pidiendo una oportunidad agridulce de tamaño familiar le regalamos otra individual azucarada.
  • Me inclino por la agridulce que parece más natural. Tengo el colesterol alto y la dulce me resultaría demasiado empalagosa. Conociéndome, luego no podría tragar otra cosa.
  • Usted verá, será una oportunidad perdida.
  • Quizás le siente mejor a otros con el estómago menos delicado. Ahh por favor, la agridulce que me la sirvan en bandeja de plata para compensar. Gracias.

(El tema de fondo es un mínimo homenaje al grandísimo Antonio Vega que se ha marchado hoy a algún lejano lugar, dejándonos a todos sus seguidores desoladamente huérfanos)

 

 

Fuente: Dr. Krapp

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s